fbpx

Hola, mi nombre es Edgar Rodríguez, hace 10 años tomé la decisión de ser padre soltero de dos niños, en su momento una bebé de 3 meses y un niño de 5 años de edad, esto con la intención de hacer las cosas diferentes, no huir de mi paternidad, el antecedente de mis generaciones y caer en el cliché de la sociedad actual donde se entiende como normal el hecho de que al momento de una ruptura familiar quien toma responsabilidad por los hijos es la madre. Esto se convirtió en un desafío pues no contaba con un referente o un ejemplo de cómo serlo hasta que conocí a DIOS mi padre espiritual; el prototipo de hombre el cual conocí y hasta hoy continúa vigente en nuestra cultura es ser frio, machista, con carácter y emociones volubles, un hombre que es fácilmente manipulado por las circunstancias o personas alrededor de él.

2 Samuel 23:11-12 El tercer valiente era Sama hijo de Ague el ararita. En cierta ocasión, los filisteos formaron sus tropas en un campo sembrado de lentejas. El ejército de Israel huyo ante ellos, pero Sama se plantó en medio del campo y lo defendió, derrotando a los filisteos. El Señor les dio una gran victoria.

En el versículo anterior podemos ver como las circunstancias del momento hicieron huir al ejército de Israel, pero Sama no permitió ser manipulado por el momento ni las personas que huían.

Anhelo ser parte de una generación de hombres como Sama, que ante los retos decide plantarse y defender lo suyo, El tomo lo que tenía, se plantó y firme derrotó a los filisteos.
Quiero tomar lo que Dios ha puesto en mis manos, tomar a mis hijos y poder ser un ejemplo para ellos, de fe, de cómo amar, de cómo trabajar, de respetarse y respetar, de integridad, de humildad, de cómo servir, de cómo ser generoso con mi tiempo, recursos y talentos, ese es el tipo de padre que yo quiero ser.

Quiero ser parte de esa generación de hombres que dejaron de ser pasivos y tomaron acción con su paternidad y no huyeron, que decidieron pararse en la brecha por sus hijos, que decidieron instruirlos, que saben cómo dirigirlos a lo que Dios tiene para ellos.

Esto no es fácil, lo que tú y yo estamos haciendo no es fácil, la paternidad, el matrimonio, la vida misma, muchas ocasiones nos vemos abrumados por diversas situaciones, pero te puedo asegurar que si nos plantamos y defendemos lo nuestro el Señor nos dará una gran victoria.

Te puede interesar

¿Estás preparado para la temporada navideña?

¿Estás preparado para la temporada navideña?

Familia¿Estás preparado para la temporada navideña?Para muchos de nosotros, la temporada navideña es un momento que se anticipa con alegría y ansiedad. Claro, amamos las celebraciones, las tradiciones familiares y apreciamos los recuerdos de las fiestas pasadas; pero...

¿Y si esta fuera tu última Navidad?

¿Y si esta fuera tu última Navidad?

Familia¿Y si esta fuera tu última Navidad?¿Qué pasaría si supieras que esta Navidad sería tu última Navidad? Lo sé, lo sé, no es algo divertido en lo que pensar. Fue la víspera de Navidad, hace dos años, cuando mi difunta esposa y yo nos sentamos juntos en una cama de...

¿Cómo ayudar a mi preadolescente a ser valiente?

¿Cómo ayudar a mi preadolescente a ser valiente?

Familia¿Cómo ayudar a mi preadolescente a ser valiente? Cuando escuchamos la palabra valentía, a menudo pensamos en estos grandiosos momentos de valentía. Experiencias como saltar desde un trampolín alto, participar en un equipo ultracompetitivo o dar el primer paso...

El problema con el tiempo

El problema con el tiempo

Familia El problema conel tiempo Podría escribir mil artículos sobre la culpa de los padres. El tema es amplio y está siempre presente en la mente de la mayoría de los padres. Es el temor constante de que tal vez no seas un buen padre. Podría escribir un libro sobre...

¿Cómo puedo ayudar a mis hijos en los conflictos?

¿Cómo puedo ayudar a mis hijos en los conflictos?

Familia¿Cómo puedo ayudar a mis hijos en los conflictos? Por mucho que nos gustaría encerrar a nuestros hijos en una burbuja protectora y mantenerlos alejados de todo conflicto, la realidad es que no podemos hacer eso. El reto es una parte muy real de la vida y es...

Enseñando a mi hijo a ser un buen amigo

Enseñando a mi hijo a ser un buen amigo

Familia Enseñando a mi hijo a ser un buen amigo A menudo, tenemos la mentalidad de que los niños  deben saber comunicar sus sentimientos y escuchar a los demás. Creemos que la empatía y el respeto deben ser natos.  Así como a los niños se les debe enseñar a leer y...

Share This