fbpx

Hace muchos años, diría que unos 25, tenía a mis hijos pequeños entre 7 y 8 años, algo que siempre me tenía preocupada era que mi hijo el mayor, era muy travieso, aunque decían que era normal, yo tenía temor porque no media los riesgos de sus travesuras;  que travesuras son normales en los niños.
Sin embargo mi hijo me llevaba sus travesuras a otro nivel; por poner un ejemplo, una vez “cazó” y tenía de mascota un alacrán! Su gusto por todo tipo de animales lo llevaban a no tener temor de los posibles peligros y sus consecuencias.

La gota que derramó el vaso fue cuando escaló unos departamentos de cuatro pisos, por medio de una estructura lateral, se subió al techo, lo que me provoca casi un infarto… al ver todo esto tenía la necesidad de enseñarle como ser prudente. Pero sabía que tenía que recurrir a una sabiduría que, al menos yo, no tenía

Empecé a buscar a Dios y tener una relación con Él , aprendí lo que era la oración, me enseñaron que Dios siempre escucha la oración que es hecha con fe.  Comencé a orar por mis hijos, por mi esposo, por mi familia. El clamor era porque mi familia conociera a Dios, de una forma personal, una forma no religiosa, que tuvieran una experiencia única; porque entendía que solo Dios opera en los corazones y hace los cambios que nosotros no podemos hacer; que si nos dejamos guiar por Él tendremos un futuro y un propósito.

Con el paso del tiempo, tuvimos el gozo de ser parte de las primeras familias que iniciamos con la iglesia de La Roca en Tijuana; dentro de nuestras actividades fue ir a un encuentro, cada uno de los miembros de mi familia asistió a uno, y ese fue el parte aguas en nuestras vidas, todavía sigo orando por mis hijos, todavía sigo esperando que sus vidas sean totalmente transformadas por Nuestro Dios, pero el verlos orar con devoción, el verlos depender de Dios es mi mayor alegría, creo que como padres siempre estaremos orando para que ellos sean guiados por Dios en todo tiempo, todos los días los pongo en manos de Dios y descanso en El.

Juan 14:13  Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Sigo en la lucha de intercesión, pero la gran diferencia es el saber que Dios me acompaña, que no estoy sola, que él me escucha y que todo tiene un propósito, las travesuras de mi hijo me llevaron a conocer a mi padre celestial y siempre estaré agradecida por eso, mis hijos y mi esposo son el mayor Tesoro el cual Dios me ha dado y seguiré orando sin cesar por cada uno de ellos; así que no nos cansemos de clamar, que a su tiempo veremos una respuesta, una cosecha de bendición y que glorifique a Dios

Te puede interesar

Segundo lenguaje del amor: Toque físico

Segundo lenguaje del amor: Toque físico

Segundo lenguaje del amor: Toque físico Existe un innegable poder emocional en tocar a los amamos. por eso se anima a los padres a que carguen y abracen a sus pequeños Entonces qué me dices de los jóvenes? ¿Son diferentes? Es el toque físico al emocional para el...

Esto también pasará

Esto también pasará

Mi nombre es Jay, la familia que Dios me regaló se conforma por mi esposo David y mi hijo David Alejandro, quién atraviesa por los terribles dos años. A esta temporada le llaman así porque los berrinches se vuelven pesados e intensos. Además que se le suma que:...

Primer lenguaje del amor: Palabras de afirmación.

Primer lenguaje del amor: Palabras de afirmación.

Primer lenguaje del amor: Palabras de afirmación. Lo típico cuando los jóvenes se sienten muy heridos por las palabras negativas, es un indicador  que las palabras de afirmación hablan a lo más profundo de la necesidad emocional de amor del adolescente. Tanque de amor...

Cómo recibir restauración despues de un divorcio

Cómo recibir restauración despues de un divorcio

Hola mi nombre es Citlali Morgan tengo 45 años de edad, soy de Culiacán Sinaloa pero el destino me trajo a vivir a la ciudad de Tijuana donde actualmente vivo con mi esposo y 2 de mis tres hijos. Somos una familia que sigue creciendo en todas las áreas de nuestras...

El deseo del joven de ser nutrido

El deseo del joven de ser nutrido

El tercer aspecto en el amor a tu adolescente es nutrirlo. Esto tiene que ver con la alimentación del espíritu interno de tu adolescente. Nosotros nutrimos nuestras plantas cuando mejoramos el suelo en el que están plantadas. Lo mismo hacemos con los jóvenes al...

El deseo del joven por aceptación

El deseo del joven por aceptación

El poder de la aceptación y el rechazo. Un segundo elemento del amor emocional es sentir aceptación de los padres. Un adolescente de catorce años dijo: “La cosa que más me gusta de mis padres es que me aceptan por lo que soy. No tratan de que sea como mi hermana...

El amor de los padres

El amor de los padres

En mi opinión lo más importante es que los padres aprendan cómo satisfacer con eficacia la necesidad por amor emocional del adolescente. A qué me refiero con “amor emocional” En lo más profundo del alma del joven se encuentra el deseo de sentir la conexión, la...

Si es posible

Si es posible

Recuerdo el día que nació mi primer niño como si fuera ayer, esa cascada de sentimientos y emociones que descubrí ese día, tantos anhelos nacieron en mi corazón, tantos sueños, tanta dicha y gratitud por tener en mis brazos a mi hijo, a la vez nacieron emociones y...

¿Quién es el joven de hoy?

¿Quién es el joven de hoy?

Los desafíos básicos que afrontan los jóvenes de hoy son muy similares a los que tú enfrentaste cuando eras adolescente. Por una parte el gran reto de la aceptación y adaptación a los cambios que ocurren en el cuerpo, el desarrollo de una nueva manera de pensar, un...

Como enfrentar las etapas de nuestros hijos

Como enfrentar las etapas de nuestros hijos

Ser la mamá de Andrea (18 años ) y Dana (11 años) ha sido uno de los más grandes regalos que Dios nos ha dado a su papá y a mí. Cada día mis ojos se iluminan al verlas, tan llenas de vida, tan alegres, las escucho reír y mi corazón se desborda de amor. Sin embargo...

Share This