fbpx

Hola mi nombre es Citlali Morgan tengo 45 años de edad, soy de Culiacán Sinaloa pero el destino me trajo a vivir a la ciudad de Tijuana donde actualmente vivo con mi esposo y 2 de mis tres hijos. Somos una familia que sigue creciendo en todas las áreas de nuestras vidas y todo gracias a Dios y su gran misericordia, soy muy afortunada pues a pesar de que yo crecí siendo una joven muy rebelde, tuve la oportunidad de encontrarme en el camino donde Dios me abrió los ojos a cambiar mi forma de ser y de pensar. 

Ser rebelde, como la mayoría de los adolescentes experimentan debido al cambio hormonal, sobre todo el querer dejar de ser niña, hacer mi voluntad y experimentar no solo mis pensamientos si no de todos los que influían a mi alrededor como amigos, música y la vagancia en sí, tuvo mucho que ver con mi testimonio. Creer que la obediencia a mis padres no sirve para nada y vivir a mi manera es lo único que me motivaba, decidí tomar un camino muy diferente al que mis padres querían para mí. Quería solo estar con mis amigos, sentía que mis padres no me entendían y eran muy anticuados en su forma de pensar, escucharlos discutir, situaciones económicas muy ajustadas y la muerte del ser que más quería (mi abuela) me hizo sentir sola. La escuela era una salida para no estar en casa, yo solo quería vivir, sin tener obligaciones ni saber de problemas a mi alrededor, muy en el interior de mi había un grito desesperado por decirles a todos como me sentía, pero no me atreví solo seguí mis impulsos de lo que yo creí que era lo mejor para mí, sin pensar en las consecuencias. Eso fue el detonante de mi vida, así que a los 17 años me convertí en mamá de una niña (mi hija mayor) creí que el salirme de mi casa embarazada cambiaría mis problemas y así fue, sin duda en cuanto a las responsabilidades y mi libertad cambió todo mi panorama, me casé y me fui a vivir a la casa de mis suegros, pues ambos éramos unos adolescentes sin trabajo y ni edad para enfrentar el costo que implica una familia. Mi vida cambio completamente, tuve que aceptar no solo perder a mis amigos y mis salidas si no toda mi manera de pensar y espacio, todas las obligaciones que más odiaba hacer en casa de mis padres solo como hija, se convirtió en una gran responsabilidad propia, pues lo que antes solo era parte de obedecer se volvió una rutina de obligación personal sin importar la edad. Como toda acción tiene una reacción, el casarnos tan jóvenes nos impidió vivir lo que realmente es vivir la libertad de ser joven y eso trajo como consecuencia un divorcio. 

Jeremías 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

El divorcio fue una de las cosas que más me han dolido en la vida, pues aquí perdimos los tres (mi esposo(ex), mi hija y yo) es algo que no le deseo a nadie. Como inicie diciéndote que Dios me trajo a Tijuana fue la respuesta al clamor que yo solicite a Dios con todo mi corazón destrozado, pude quedarme sola y sin saber que hacer por cómo me sentía, pero recuerdo perfectamente cómo acudí a la iglesia totalmente devastada y le dije llorando como loca …SI EXISTES AYÚDAME, guíame aceptar mi divorcio y a superarlo, fue así cómo Dios guió mi vida. Sin duda tuve que superar muchas pruebas y ya no estaba sola, inicie una vida nueva con una niña que cuidar y así Dios puso en mi camino a mi actual esposo con el cual formamos una bendecida familia, mi hija a la cual Dios ha cuidado es una gran mujer de bien, terminó su carrera profesional, se casó y tiene 2 maravillosas hijas. Ahora no solo disfruto de la libertad y seguridad que Dios nos brinda, si no de todas las bendiciones que me regala a través de mi familia, solo por clamar a Él, Conocerle y sobre todo entender que la obediencia trae gran recompensa.

Conclusión:

No te puedo decir que la vida es tan fácil y simple así como leer este testimonio, todo implica un gran esfuerzo, el clamar a Dios es una gran oportunidad, saber de SU existencia  y su gran amor, fue sin duda lo que cambió mi vida para mi bien, antes era una ignorante dejándome llevar por el mundo, pero me di cuenta que nadie haría nada por mí, pero Dios si, Dios perdono mis fallas como hija y me  dio las fuerzas para seguir adelante y lo mejor es que cada día tengo la oportunidad de aprender cosas buenas, no me canso de Pedirle de Su sabiduría, para no regarla pues la pruebas siguen, sin duda tener a Dios es vivir feliz y es tenerlo todo.

Te puede interesar

Segundo lenguaje del amor: Toque físico

Segundo lenguaje del amor: Toque físico

Segundo lenguaje del amor: Toque físico Existe un innegable poder emocional en tocar a los amamos. por eso se anima a los padres a que carguen y abracen a sus pequeños Entonces qué me dices de los jóvenes? ¿Son diferentes? Es el toque físico al emocional para el...

Esto también pasará

Esto también pasará

Mi nombre es Jay, la familia que Dios me regaló se conforma por mi esposo David y mi hijo David Alejandro, quién atraviesa por los terribles dos años. A esta temporada le llaman así porque los berrinches se vuelven pesados e intensos. Además que se le suma que:...

Primer lenguaje del amor: Palabras de afirmación.

Primer lenguaje del amor: Palabras de afirmación.

Primer lenguaje del amor: Palabras de afirmación. Lo típico cuando los jóvenes se sienten muy heridos por las palabras negativas, es un indicador  que las palabras de afirmación hablan a lo más profundo de la necesidad emocional de amor del adolescente. Tanque de amor...

El deseo del joven de ser nutrido

El deseo del joven de ser nutrido

El tercer aspecto en el amor a tu adolescente es nutrirlo. Esto tiene que ver con la alimentación del espíritu interno de tu adolescente. Nosotros nutrimos nuestras plantas cuando mejoramos el suelo en el que están plantadas. Lo mismo hacemos con los jóvenes al...

El deseo del joven por aceptación

El deseo del joven por aceptación

El poder de la aceptación y el rechazo. Un segundo elemento del amor emocional es sentir aceptación de los padres. Un adolescente de catorce años dijo: “La cosa que más me gusta de mis padres es que me aceptan por lo que soy. No tratan de que sea como mi hermana...

El poder de la oración

El poder de la oración

Hace muchos años, diría que unos 25, tenía a mis hijos pequeños entre 7 y 8 años, algo que siempre me tenía preocupada era que mi hijo el mayor, era muy travieso, aunque decían que era normal, yo tenía temor porque no media los riesgos de sus travesuras;  que...

El amor de los padres

El amor de los padres

En mi opinión lo más importante es que los padres aprendan cómo satisfacer con eficacia la necesidad por amor emocional del adolescente. A qué me refiero con “amor emocional” En lo más profundo del alma del joven se encuentra el deseo de sentir la conexión, la...

Si es posible

Si es posible

Recuerdo el día que nació mi primer niño como si fuera ayer, esa cascada de sentimientos y emociones que descubrí ese día, tantos anhelos nacieron en mi corazón, tantos sueños, tanta dicha y gratitud por tener en mis brazos a mi hijo, a la vez nacieron emociones y...

¿Quién es el joven de hoy?

¿Quién es el joven de hoy?

Los desafíos básicos que afrontan los jóvenes de hoy son muy similares a los que tú enfrentaste cuando eras adolescente. Por una parte el gran reto de la aceptación y adaptación a los cambios que ocurren en el cuerpo, el desarrollo de una nueva manera de pensar, un...

Como enfrentar las etapas de nuestros hijos

Como enfrentar las etapas de nuestros hijos

Ser la mamá de Andrea (18 años ) y Dana (11 años) ha sido uno de los más grandes regalos que Dios nos ha dado a su papá y a mí. Cada día mis ojos se iluminan al verlas, tan llenas de vida, tan alegres, las escucho reír y mi corazón se desborda de amor. Sin embargo...

Share This