fbpx

Una pequeña nube

por | Nov 18, 2020 | Aurora Mujeres | 0 Comentarios

BLOG

Una pequeña nube

Jay Orozco

.

Te escribo a ti que estás abrumada, cansada, molesta, que en un principio llevaste “la pandemia” (o el momento complicado que vives) con tranquilidad pero que ya te superó todo este ambiente. A ti que haz estado estos últimos días luchando por ver a Dios pero te sientes lejos, que necesitas calor de tu familia pero a la vez no quieres infringir las reglas que se te han dicho.

Te entiendo, estoy contigo, pensar en nuestro futuro es de lo más incierto y se vuelve muy denso. Pero déjame decirte algo: se ve una pequeña nube.

La Biblia nos cuenta esta historia en 1 Reyes 18. Era el tercer año de una sequía. ¿Te haz quedado sin agua una semana? Imagina lo que es enfrentar esto por 3 años, el hambre ya era intensa. Entonces Dios trae palabra por medio del profeta Elías “Preséntate ante el rey Acab y dile que ¡pronto enviaré lluvia!” (1 Reyes 18:1)

Elías se encuentra con Acab y ocurre una verdadera masacre con los profetas de Baal (puedes leer la historia completa en 1 Reyes 18). Dios estaba dejándole claro al pueblo que Él era el ÚNICO Dios.

Luego Elías dijo a Acab: Vete a comer y a beber algo, porque oigo el rugido de una tormenta de lluvia que se acerca Entonces Acab fue a comer y a beber. Elías, en cambio, subió a la cumbre del monte Carmelo, se inclinó hasta el suelo y oró con la cara entre las rodillas. (1 Reyes 18:41-42)

Elías ya había recibido la promesa de que Dios enviaría lluvia, pero aún así, decidió humillarse y orar.

Tú y yo ya tenemos promesas increíbles: 

  • Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
  • Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: Nunca te dejaré; jamás te abandonaré. Hebreos 13:5
  • Cuando pases por aguas profundas, yo estaré contigo. Cuando pases por ríos de dificultad, no te ahogarás. Cuando pases por el fuego de la opresión, no te quemarás; las llamas no te consumirán Isaías 43:2 
  • Come miel, hijo mío, porque es buena; sí, la miel del panal es dulce a tu paladar.  Debes saber que así es la sabiduría para tu alma; si la hallas, entonces habrá un futuro, y tu esperanza no será cortada Proverbios 24:13-14

Dios tiene tu futuro en sus manos. ¡Ya fue dicho, y nuestro Dios cumple! Pero no por eso hemos de dejar de humillarnos y de orar.

Elías empezó a pedirle a su sirviente que viera hacia el mar para ver si se veía lluvia, y cada vez la respuesta fue que no veía nada.

¿Cómo te hubieras sentido? ¡Oye Dios me estás prometiendo que enviarás lluvia y no veo nada!

El siervo de Elías fue a ver no 1 ni 2 ni 3 ni 4 ni 5 ni 6 veces fue 7, y a la séptima vez dijo:

—Vi una pequeña nube, como del tamaño de la mano de un hombre, que sale del mar. 1 Reyes 18:44

¿Una pequeña nube? ¿En serio? La sequía había durado 3 años ¿una pequeña nube será suficiente esperanza?

Hemos pasado meses de incertidumbre pero se ve una pequeña nube de confianza, se vislumbra un nuevo comienzo.

Observa la reacción de Elías

Entonces Elías le gritó:

—Corre y dile a Acab: “Sube a tu carro y regresa a tu casa. ¡Si no te apuras, la lluvia te detendrá!”.

¿Me brinqué algo? ¡No me hace lógica! un momento no hay nada, luego hay una pequeña nube y luego ¿resulta que la lluvia no se detendrá?

Tal cual de ilógica es la fe, no es que haya visto que se creó una vacuna, o que las fronteras abrirán o que regalarán dinero ¡no! Solo sé que Dios tiene cuidado de nosotros. Que a Él no le tomó por sorpresa esta temporada, que éste tiempo no es perdido, que Dios está trabajando en cada corazón vulnerable que se lo está permitiendo.

Querida amiga, no pierdas la fe, no te hundas, mejor sube a la montaña a orar, es decir deja tus preocupaciones, tus afanes, tu lógica y ve por encima de eso al mundo espiritual, inclínate hasta el suelo y ora con tu cara entre las rodillas, ¿sabes cuando oramos así? ¡Cuando ya no podemos más! Cuando queremos ver milagros, cuando nuestra fe debe crecer, cuando no vemos claro.

Declara esperanza en tu futuro ¡la tienes! Háblale a tu ansiedad y profetiza una lluvia de bendiciones, aún si lo ves lejos, aún si se ve con pocas probabilidades, no subestimes lo que desde tu panorama se ve pequeño, detrás de eso, hay un Dios inmenso.

Poco después el cielo se oscureció de nubes. Se levantó un fuerte viento que desató un gran aguacero 1 Reyes 18:45

Veo una pequeña nube, que soltará un gran aguacero.

En lo quebrado que tú alma puede encontrarse, el espíritu de Dios habla vida. Romanos 8

escrito por

Jay Orozco

Aurora Mujeres

Nuestra visión es que la mujer alcance su máximo potencial cuando es motivada y conectada al propósito que Dios tiene para ella y por el cual fue creada.

En Aurora Mujeres podemos ser nosotras mismas, abrir nuestro corazón, verte a ti misma de la misma manera en como Dios te ve, dejar atrás los errores y comenzar de nuevo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Levanta tu mirada

Levanta tu mirada

BLOGLevanta tu miradaVerónica ParraHace ya algunos años viví una etapa muy difícil, todo surgió a partir de una enfermedad, ya caminando con Dios la enfermedad tocó a mi puerta y no lo podía creer, me consideraba una persona muy sana, me preguntaba ¿Por qué a mí?...

De carbón a diamante

De carbón a diamante

BLOGDe carbón a diamanteEstibaliz ZúñigaSoy una mujer con 44 años de edad de vida biológica, pero cronológica, yo creo que ando por los 60’s. Me crié en una familia disfuncional, alcoholismo y presa de emociones deprimentes. Juan 10:10 en mi familia el enemigo,...

Yo me encargo de el

Yo me encargo de el

BLOG ¡Yo me encargo de él!Jasmin MárquezUna mañana estando en mi casa, con tres meses de embarazo de mi tercer hijo; escuche una voz que me dijo: “Labio leporino, pero yo te enseñare a amarlo”. Yo conocía esa voz, la misma voz que muchas veces me había consolado,...

Cuando intercedes, ¡el cielo escucha!

Cuando intercedes, ¡el cielo escucha!

BLOGCuando intercedes, ¡el cielo escucha!Jacqueline AriasRecuerdo muy bien el año 2011, fue el año donde comencé a sentir un gran vacío en mi corazón. No sabia el por qué, solo sentía la necesidad de buscar a Dios de una manera diferente y a mayor profundidad. Quería...

Restauración

Restauración

BLOGRestauraciónMartha RivasPor más de cuarenta años de mi vida tuve una relación muy tóxica con mi mama. Yo creía que era buena hija porque la ayudaba, la llevaba de paseo y le compraba cosas. Pero estaba muy lejos de honrarla. Sufrimos mucho, entre pleitos,...

El camino de la maternidad

El camino de la maternidad

BLOGEl camino de la maternidadJulieta ZatarainHace unos días platicaba con unas personas y hablábamos sobre todos los productos de bebé que existen en el mercado hoy en día. Tantas opciones que hasta tienes que hacer tu investigación para  saber cuáles son los que...

Share This