fbpx

No eres bonita, ¡eres hermosa!

por | Abr 16, 2021 | Aurora Mujeres | 0 Comentarios

BLOG

No eres bonita, ¡eres hermosa!

Sara Peña

.

¿Cuántas veces te has preguntado si eres bonita? Yo me lo preguntaba mucho y sobre todo cuando estaba chiquita; el mayor halago que podía recibir de alguien era: “Que bonita” y cuando eso sucedía, yo me sentía invencible hasta que llegaba algún comentario negativo que desmoronaba el castillo que ya había construido y me convertía en la niña más introvertida del mundo.

De pequeña fui una niña con pecas y de cejas gruesas, que ahora que veo mis fotos, me doy cuenta que no era tan pecosa, sin embargo, durante toda mi infancia un profesor se dió a la tarea de hacerme creer que era demasiado pecosa, y siempre me recibía diciendo: “¿que usted no se baña ni se lava la cara?” ¡mire nomas, siempre trae la cara manchada! y aunque ahora que soy adulta puedo entender que quizá el profesor quería romper el hielo conmigo, lo que hizo fue romper mi autoestima frente a todos mis compañeros. Y así como ese comentario, te puedo enlistar muchos más que hicieron de mí, una niña muy insegura.

Sin embargo, a través de los años mi concepto de belleza ha cambiado.

Entendamos que la belleza es cuestión de percepción. No es una verdad absoluta, ¿que quiero decir con esto? que lo que es bello para ti, quizás para mí no lo es, y eso lo entendí cuando vi a todas esas jovencitas en sus redes sociales pintándose pecas en la cara y dejándose crecer las cejas para verse bonitas, ¿qué estaba pasando? de pronto yo ya era bonita, pues no, porque yo me había encargado de depilarme las cejas y blanquearme la cara con concha nácar durante toda mi infancia y ya no tenía ni pecas ni ceja, que frustración ver pasar mi momento de esa manera.

Estudie en un momento de mi vida diseño de interiores, y actualmente me encuentro estudiando diseño de modas, ambas tienen algo en común, lo creativo y lo estético y lo que te hace ser un ganador en estas áreas es la autenticidad y armonía. La palabra bonito casi no se utiliza mucho, porque como te dije anteriormente, es un concepto muy ambiguo, nadie te puede decir, eso esta feo, si a ti te hace sentir bien, si no me crees, pregúntaselo a los diseñadores de moda que en cada pasarela sorprenden con sus propuestas.

Pero he encontrado la fuente de la belleza universal y te la quiero compartir…

En nosotros como seres humanos, existe algo que si se puede definir como bello o feo de manera universal y sin equivocación, pero muy pocas personas le ponen atención, y ese es nuestro corazón, no hay duda cuando conocemos a alguien con un corazón hermoso. Así es, y no es una idea para hacerte sentir bien, al contrario, para serte sincera es mas difícil cuidar nuestro corazón que nuestro aspecto físico, para nuestro aspecto físico tenemos el maquillaje, las dietas, la ropa e infinidad de herramientas que podemos utilizar para cubrir nuestras inconformidades y aparentar que estamos bien, pero para el corazón no hay careta que lo pueda esconder, ni maquillaje que lo pueda embellecer, no es tan fácil como crees, de hecho tu autoestima y comportamiento esta regido por todo lo que tu corazón ha guardado por años y años mas que por tu aspecto físico.

Prov. 23:7 Así como piensa en su corazón así es Él, es decir, que nosotros somos un reflejo de nuestro corazón.

¿Que hay en tu corazón? Esa es la gran pregunta que tenemos que hacernos si queremos ser verdaderamente bellas. ¿Hay amargura, rechazo, inseguridad, falta de perdón, resentimiento, envidia, miedo, inconformidad, abandono, profunda tristeza, desanimo, coraje, avaricia, soberbia? Ó,¿en tu corazón hay contentamiento, amor, gozo, empatía, perdón y aceptación?

Prov. 27:19 Así como el rostro se refleja en el agua, el corazón refleja a la persona tal como es. 

¿Quieres verte en el espejo? Echa un vistazo a la condición de tu corazón.

Nos pasamos la vida buscando la aprobación y la aceptación de otros cuando la única aprobación y aceptación que debe de importarnos es la de Dios, quien nos creó y sólo ve nuestro corazón. Después de esa aprobación sigue la de nosotras mismas. La autoestima no es el valor que otros te dan, sino el valor que tú te das, por eso lleva el prefijo “Auto” que significa <<por sí mismo>>.

El no sanar todas estas heridas, que desde la infancia se han ido acumulando en nuestro corazón puede llevarnos a tener un odio hacia nosotras mismas y convertirnos en nuestros propios enemigos, así como llegar a somatizar ciertas emociones convirtiéndose en enfermedades físicas como insomnio, depresión etc. Esto tiene un efecto directo en la percepción que otros tienen de nosotros y en como hacemos sentir a las personas que están a nuestro alrededor. ¡Aquí es donde está el secreto de la verdadera belleza!

¡Deja de gastar tanto en cremas y comienza a sonreír más!

¿Quieres saber cómo sanar esas heridas?

  • Voltea a Dios y conoce lo que Él piensa de ti. Una sana autoestima es derivada de una buena relación con tu creador; nadie mejor que aquel que te formo puede definirte, y Él dice que tú eres su obra maestra (Efesios 2:10) que eres tan valiosa, que pagó precio de sangre por ti y que fuiste formada para hacer buenas obras.
  • Perdona. Identifica lo que te hace sentir mal. Encontrar el fondo y motivo de nuestras heridas nos ayuda a perdonar y soltar. Prov. 15:13 “El corazón alegre hermosea el rostro”
  • Cambia la forma en la que te hablas. Declara sobre ti lo que Dios dice que eres, y deja de criticarte. Lucas 6:45 “De lo que hay en el corazón habla la boca”.  Prov. 18:21 “En la lengua esta el poder de la vida y de la muerte”
  • No te estés comparando. ¡Eres única y especial y ese es tu poder!
  • Cuida de ti. Prov. 4:23 De toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de Él mana la vida” No permitas que sentimientos negativos hagan nido en tu corazón, identifícalos y deséchalos y llénate del amor que Dios tiene por ti.
  • Cuida tu aspecto físico. Todo cambio interior se ve reflejado en el exterior. Si verdaderamente has sanado y has experimentado la alegría de ser tú, exprésalo, deja de fruncir el ceño y alégrate, disfruta de arreglarte. Nuestra imagen expresa nuestro estado de ánimo, así que cuida tu aspecto físico.

La razón de ver a tantas mujeres “bonitas” sintiéndose feas, es porque cuando se ven en el espejo no están viendo su físico sino su corazón. Así que por más bella que la gente pueda decir que eres, al final de cuentas, tu corazón te delatará. Invierte en embellecer tu corazón.

escrito por

Sara Peña

Aurora Mujeres

Nuestra visión es que la mujer alcance su máximo potencial cuando es motivada y conectada al propósito que Dios tiene para ella y por el cual fue creada.

En Aurora Mujeres podemos ser nosotras mismas, abrir nuestro corazón, verte a ti misma de la misma manera en como Dios te ve, dejar atrás los errores y comenzar de nuevo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

El camino de la maternidad

El camino de la maternidad

BLOGEl camino de la maternidadJulieta ZatarainHace unos días platicaba con unas personas y hablábamos sobre todos los productos de bebé que existen en el mercado hoy en día. Tantas opciones que hasta tienes que hacer tu investigación para  saber cuáles son los que...

Sendero

Sendero

BLOGSenderoThelma GutierrezEntre el trabajo, el esposo, hijos y mi servicio a Dios he dejado en muchas ocasiones mi gusto o necesidad de actividad física a un lado, bueno no tan a un lado más bien atrás, muy atrás. Así era mi vida hasta que encontré una manera muy...

La carrera más importante

La carrera más importante

BLOGLa carrera más importanteMarisela ÍñiguezLas personas que me conocen saben que unas de mis pasiones es correr, esa adrenalina que siento al atravesar la línea de meta es increíble. Es una emoción y satisfacción para mí. En el 2019 corrí la carrera más importante,...

Las ganancias de mis perdidas

Las ganancias de mis perdidas

BLOGLas ganancias de mis perdidasMarisela PimientaMi primer duelo lo viví cuando mi madre aún me amamantaba. Yo tenía tan solo cuatro meses de edad, y muere mi primer hermanito de apenas 4 años. El sueño de mi padre era que tuviéramos un mejor futuro como familia, por...

Quédate Quieta

Quédate Quieta

BLOGQuédate QuietaElena SoriaSiempre he sido una mujer activa, las personas que están cerca de mí, comúnmente pueden describirme como alguien con un “extra de energía”. En mi ámbito profesional (psicología y educación), amigos y colegas entre risas me han...

A tu manera Dios

A tu manera Dios

BLOGA la manera de DiosCarolina ArévaloEl olor a jazmín me recuerda a mi infancia. En la secundaria caminaba un largo tramo de la estación del camión a casa, recuerdo que en los días más calurosos, los arbustos con flor de jazmín perfumaban muchísimo y en medio del...

Share This