fbpx

La mujer y las finanzas

por | May 7, 2020 | Aurora Mujeres | 0 Comentarios

La mujer y las finanzas

Ser una familia de seis en cuarentena puede ser muy entretenido porque siempre hay alguien dispuesto a acompañarte a hacer algo, ya sea a jugar un scrabble, ver una película o a salir a caminar, ¡uno siempre encuentra un voluntario dispuesto!

Pero al mismo tiempo ser una familia de seis puede traer temores e inseguridades en estos momentos que la economía del mundo está detenida, y los recibos del hogar no paran. No se han detenido las colegiaturas, ni los recibos de la casa y al parecer, todos tenemos más hambre de lo normal; y es así cuando empieza entrar al hogar la presión de las finanzas.

Después de un tiempo de casados, mi esposo y yo repartimos la responsabilidad de las finanzas conforme a nuestras fortalezas, mi esposo provee y yo administro; en este tiempo de presión y de limitaciones puede ser fácil desenfocarse, entrar pánico y traer fricción a toda la familia; pero dentro de todo gracias a Dios hemos logrado mantener la calma y mantenernos a flote.

Te quiero dar tres consejos que como mujer y administradora de mi hogar me han ayudado en este tiempo:

1. No traigas más presión a tu esposo de la que ya hay

Trata de llevar tus cargas y preocupaciones a Dios. Recuérdale a tu esposo constantemente lo bueno que es Dios, y lo que sí tienen. Que, aunque estemos en tiempo de limitaciones, Dios ha prometido que nada nos faltara.

2. Dar

Dejar de dar sería la decisión menos sabia por no decir la más tonta que tomar, porque dar es la garantía que volverá multiplicado.

Envía tu grano por los mares, y a su tiempo recibirás ganancias. Eclesiastés 11:1

Da con tus diezmos y tus ofrendas, invierte en nuevos negocios. Dar es la garantía que recibiremos de vuelta:

Den, y recibirán… La cantidad que den determinará la cantidad que recibirán a cambio. Lucas 6:38

3. Confía en que Dios tiene el control 

Todos los días pido a Dios sabiduría para administrar correctamente lo que pone en mis manos.

Es difícil saber, ¿que comprar o que no comprar?, ¿qué pago primero o qué pago después?

Quisiéramos que Dios se sentara a la mesa con nosotras y literal solo nos dijera uno, dos y tres, porque a veces sentimos tan fuerte nuestras emociones y no creemos que sea Dios, y así fue cuando una vez Dios me contesto a través de su palabra:

En las manos del Señor el corazón del rey es como un río: sigue el curso que el Señor le ha trazado. Proverbios 21:1

Yo siempre declaro que Dios pone en mi corazón su sentir porque mi corazón está en sus manos, y le pido como dice el proverbio: “Señor pon tu sentir en mí, porque mi corazón es como un rio que sigue el curso que tú has trazado” Así que, en el momento que tengo que tomar la decisión, tomo lo que Dios puso en mi corazón, y confío en Él.

No tengo dudas referentes a lo que escucho de Dios en mi corazón, porque Él está sentado en el trono de mi corazón, y al Él le pertenece.

Recuerda amiga, Dios está en control de nuestra casa, de nuestras finanzas y de nuestro corazón, Él ya nos ha dado todo lo que necesitamos para atravesar este tiempo, Jesús.

escrito por

Melissa Ramos

Aurora Mujeres

Nuestra visión es que la mujer alcance su máximo potencial cuando es motivada y conectada al propósito que Dios tiene para ella y por el cual fue creada.

En Aurora Mujeres podemos ser nosotras mismas, abrir nuestro corazón, verte a ti misma de la misma manera en como Dios te ve, dejar atrás los errores y comenzar de nuevo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

No me olvidaré de tí

No me olvidaré de tí

Nuestras anécdotas de infancia son ilimitadas, podríamos cada una escribir un libro de nuestra vida y seguir haciendo versiones nuevas, añadiendo momentos según como pase el tiempo. Hoy abro mi corazón para compartirte una de esas pequeñas historias. La casa de mi...

El encuentro que lo cambió todo

El encuentro que lo cambió todo

El encuentro que lo cambió todoGaby CastañedaFue en el año 2016, estaba viviendo un proceso de cáncer. Tenía un absceso en la mariposa de la glándula tiroides, éste me había afectado todos los órganos de mi cuerpo. Estaba muy débil, cansada, sin esperanza, me sentía...

Cuando las olas vienen

Cuando las olas vienen

Cuando las olas vienenHan pasado dos años desde que mi pequeña Abriana se fue con el Señor, la extraño inmensamente. No hay un día que pase en el que no piense en ella. Cuando siento ansiedad o empiezo a sentir una tristeza inmensa el Señor me recuerda que ella ya no...

Gratitud en medio de crisis

Gratitud en medio de crisis

Gratitud en medio de crisis En mi práctica como terapeuta familiar, todos los días me encuentro con padres e hijos, parejas y relaciones quejándose por la falta de amor o aprecio de uno hacia el otro. Escucho cosas como; “no le importo”, “no me siento amado(a)”, “no...

Cuando las cosas no salen como planeas

Cuando las cosas no salen como planeas

Cuando las cosas no salen como planeas Desde que era una niña tenía mi vida planeada. Me casaría a los 18 años y tendría mis 4 hijos antes de cumplir 25. Que sorpresa recibí cuando llegué a mis 18 años. Si tenía novio, pero mi novio tenía otros planes. En ese entonces...

Mecanismos de defensa

Mecanismos de defensa

Mecanismos de defensa Para mí, esta pandemia me ha servido para agradecer a Dios por cosas que no había apreciado últimamente, estoy aprovechando este tiempo para convivir con mis hijas y darme cuenta de sus dones y talentos, me han sorprendido de verdad con todo lo...