fbpx

El camino de la maternidad

por | May 4, 2021 | Aurora Mujeres | 0 Comentarios

BLOG

El camino de la maternidad

Julieta Zatarain

.

Hace unos días platicaba con unas personas y hablábamos sobre todos los productos de bebé que existen en el mercado hoy en día. Tantas opciones que hasta tienes que hacer tu investigación para  saber cuáles son los que verdaderamente necesitas. Tanta información que hay hoy en día para las mamás que puede ser abrumador.

Meditaba en esto, en cómo hoy en día hay tanta presión social para las mamás, vemos las redes sociales con la mamá fit, la mamá ordenada y organizada, mamás haciendo papillas con comida orgánica y lonches preparados con figuras, la mamá emprendedora, la que trabaja fuera de casa , la que se queda en casa , la mamá que hace homeschool etc etc. Sentimos que tenemos que ser todo esto, y aunque todo esto está bien, todas somos diferentes, hemos sido creadas con dones y habilidades diferentes. Debemos de entender que hay etapas para todo. Es difícil no compararte y sentir que estás fallando como mamá. Aún cuando tienes ese día que te sientes Súper Mamá, es fácil dejar que la comparación robe nuestro gozo. El problema es que estamos viendo y buscando en el lugar equivocado de lo que es ser mamá. Nos preocupamos más de cómo nos ve la sociedad y cumplir con los estándares sociales que de cómo nos ve Jesús. ¿Cómo te está llamando Jesús a ti a criar a tus hijos y  llevar tu casa?

Vemos en Romanos 12:2 que no debemos de seguir las corrientes o conductas que nos pide la sociedad, sino a seguir la voluntad de Dios.

Romanos 12:2 No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.

El camino a la maternidad es diferente para todas, unas han sido mamás solteras, mamá joven, mamá por adopción, otras hemos tenido pérdidas, y otras siguen en el proceso y en el intento. A algunas les tocó ser mamá y abuela a la vez y otras se han convertido en mamás espirituales de muchas. No importa la circunstancia que tú has vivido o cómo te has convertido en madre , lo importante es reconocer que Dios ha depositado algo valioso en ti y que necesitamos de Él y Su poder para sembrar lo mejor.

Como mamá, ¿qué es lo que estás sembrando en tu hijos? ¿Les estás sembrando tus temores, tus inseguridades? ¿Tus limitaciones ? ó ¿les estás mostrando a tus hijos a que encuentren su valor e identidad en Jesús? A que aprendan a buscar y  depender de Dios porque mamá no siempre va estar ahí para poder ayudarlos. ¿Les estás enseñando que sean respetuosos, amables y que sirvan a otros?

Es fácil envolverte en las rutinas de la casa , el trabajo, la escuela, las clases de fútbol y ballet y perderte del verdadero propósito e impacto que debes de tener con tus hijos.

2 Corintios 4:18 Así que no nos fijamos en lo visible, sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.

Lo que estás sembrando ahora tendrá un efecto en el futuro, y la vida de tus hijos tendrá impacto en la vida de alguien más.

Tal vez tú ya no estás en la etapa de hijos pequeños , pero puedes seguir sembrando en la vida de tus nietos, o en la vida de mujeres que apenas van empezando en este camino de la maternidad . A mi me encanta platicar con mamás con hijos grandes , me encanta hacerles preguntas y aprender de quienes ya han recorrido el camino que yo voy atravesando.

A mi la maternidad me ha dejado enseñanzas que valoro y atesoro, aunque los días pueden ser largos y cansados, la recompensa es grande. Dios ha trabajado en mi  paciencia, fe y disciplina.

Algunas de las cosas que he aprendido y te quiero compartir:

  • Mi fortaleza viene de Dios. Definitivamente hay días, donde no tengo la fuerza ni la energía , donde es difícil poner las necesidades de alguien más antes que las mías. Mi egoísmo y cansancio me ganan. Así que cada día debo de ir delante de Dios , Él es mi fuente de fuerza, paz y mi alegría. Se nota cuando trato de hacer las cosas en mis fuerzas , simplemente no rindo igual.
  • Encontrar alegría en las cosas pequeñas de la vida.  Mantener un corazón agradecido me ayuda a encontrar lo bueno en lo ordinario, en la rutina del día a día. Aunque son tareas que parece que nadie ve, sé que Dios me ve , sé que es parte de cómo sirvo a mi casa.

Colosenses 3:23 Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.

  • Extender gracia a mi misma. Soy humana e imperfecta , cometo muchos errores como mamá, y aunque quisiera ser la mamá perfecta no los soy , he aprendido que cuando yo me extiendo gracia a mi misma puedo extenderla a mis hijos y mi casa.

    2 Corintios 12:9 pero él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad». Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo.

  • Mantener un corazón enseñable. No porque soy la mama significa que lo se todo, Dios constantemente me habla a través de mis hijos. La facilidad con la que perdonan me enseña a no guardar orgullo en mi corazón. Ahora entiendo porque Jesús dijo: “dejad que los niños vengan a mí”, su fe, su asombro su imaginación me enseñan a tener esa fe y asombro hacia Dios y hacia la vida.

Mamá no importa la etapa en la que te encuentres hoy, tal vez aún sigues en la espera de ver un milagro en tu vida o en la vida de tus hijos.  Te quiero animar a que te rodeas de mujeres que te inspiren, mujeres de fe que van a caminar contigo esta hermosa aventura. Pero sobre todo mujeres que buscan cumplir los planes de Dios para su vida y la de su familia.

escrito por

Julieta Zatarain

Aurora Mujeres

Nuestra visión es que la mujer alcance su máximo potencial cuando es motivada y conectada al propósito que Dios tiene para ella y por el cual fue creada.

En Aurora Mujeres podemos ser nosotras mismas, abrir nuestro corazón, verte a ti misma de la misma manera en como Dios te ve, dejar atrás los errores y comenzar de nuevo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Sendero

Sendero

BLOGSenderoThelma GutierrezEntre el trabajo, el esposo, hijos y mi servicio a Dios he dejado en muchas ocasiones mi gusto o necesidad de actividad física a un lado, bueno no tan a un lado más bien atrás, muy atrás. Así era mi vida hasta que encontré una manera muy...

No eres bonita, ¡eres hermosa!

No eres bonita, ¡eres hermosa!

BLOGNo eres bonita, ¡eres hermosa!Sara Peña¿Cuántas veces te has preguntado si eres bonita? Yo me lo preguntaba mucho y sobre todo cuando estaba chiquita; el mayor halago que podía recibir de alguien era: “Que bonita” y cuando eso sucedía, yo me sentía invencible...

La carrera más importante

La carrera más importante

BLOGLa carrera más importanteMarisela ÍñiguezLas personas que me conocen saben que unas de mis pasiones es correr, esa adrenalina que siento al atravesar la línea de meta es increíble. Es una emoción y satisfacción para mí. En el 2019 corrí la carrera más importante,...

Las ganancias de mis perdidas

Las ganancias de mis perdidas

BLOGLas ganancias de mis perdidasMarisela PimientaMi primer duelo lo viví cuando mi madre aún me amamantaba. Yo tenía tan solo cuatro meses de edad, y muere mi primer hermanito de apenas 4 años. El sueño de mi padre era que tuviéramos un mejor futuro como familia, por...

Quédate Quieta

Quédate Quieta

BLOGQuédate QuietaElena SoriaSiempre he sido una mujer activa, las personas que están cerca de mí, comúnmente pueden describirme como alguien con un “extra de energía”. En mi ámbito profesional (psicología y educación), amigos y colegas entre risas me han...

A tu manera Dios

A tu manera Dios

BLOGA la manera de DiosCarolina ArévaloEl olor a jazmín me recuerda a mi infancia. En la secundaria caminaba un largo tramo de la estación del camión a casa, recuerdo que en los días más calurosos, los arbustos con flor de jazmín perfumaban muchísimo y en medio del...

Share This