fbpx

Cuando las olas vienen

por | May 18, 2020 | Aurora Mujeres | 0 Comentarios

Cuando las olas vienen

Han pasado dos años desde que mi pequeña Abriana se fue con el Señor, la extraño inmensamente. No hay un día que pase en el que no piense en ella. Cuando siento ansiedad o empiezo a sentir una tristeza inmensa el Señor me recuerda que ella ya no es débil o limitada por su cuerpo, pero que su espíritu es libre y más fuerte que nunca. ¡Ella está disfrutando de Su presencia!

Tengo mi esperanza en Dios, ¡esto es lo que me da fuerza! La Biblia dice:

1 Tesalonicenses 4:13 queremos que sepan lo que sucederá con los creyentes que han muerto, para que no se entristezcan como los que no tienen esperanza.

No dice que no debes de ponerte triste, sino que no te entristezcas “como los que no tienen esperanza”

El duelo es normal, y hay momentos en donde siento tantas emociones diferentes como tristeza, ansiedad, y confusión. Hay momentos donde me invaden los recuerdos y los pensamientos. Justo el otro día manejaba a casa, y pasé por la escuela donde Abriana asistía, recordé recogerla de la escuela, ponerla en su sillita, darle un beso grande, subirle a la música que ella amaba, y manejar a casa. Mientras manejaba por esas calles, pensé en todos esos hermosos momentos con ella, verla sonreír y bailar con ella al sonido de la música por el espejo retrovisor.

A menudo me encuentro con pensamientos divagantes. Comparo estas emociones a la intensidad de las olas del océano. De repente soy atacada por una ola enorme, y lucho por salir a flote cuando de repente las olas se calman. Esto sucede una y otra vez. Es allí como he aprendido a navegar las olas con la ayuda de la Palabra de Dios.

Dios quiere ayudarte a mantener tu cabeza por encima de las olas. Su palabra trae paz a el alma, y da la fuerza para continuar. Constantemente me encuentro peleando con pensamientos negativos y muy dolorosos, pero mi mayor arma para ganar la pelea es ser disciplinada con la lectura de mi devocional diario. Leer la palabra de Dios no permite que mi mente tome el control o divague.  La palabra divagar significa “moverte sin rumbo; vagar o deambular”. La Palabra de Dios me ayuda a mantenerme enfocada, y a mantenerme en curso. ¡Es asombroso lo que Su Palabra puede hacer! Está llena de vida, promesas, e instrucción.

¡También me enfoco en mi propósito y el propósito de Dios para mi familia! Tomo el tiempo de agradecerle a Dios por su consuelo. La Biblia dice:

Salmos 34:18 El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido.

Siento a Dios tan cerca de mi corazón, y eso me alegra por que tengo completa confianza en Él.

Si tú estas pasando por una temporada de luto, o quizá no has perdido a un ser amado pero has perdido un empleo, estas pasando por un divorcio, una situación financiera difícil, o algún problema de salud, quiero darte algunos consejos que te ayudarán a atravesar la vida cuando las olas llegan:

1. Habla o escribe como te sientes, y como lo estas atravesando.
2. Se disciplinada en tu lectura de la Biblia diaria.
3. Rodéate de gente positiva.
4. Haz una lista de todas las cosas por las que estas agradecida.
5. ¡Confía en Dios! Confía en que Él trabaje en las cosas que están fuera de tu control. Es en este momento donde trabaja mejor a tu favor. El cambia tus debilidades en baile y tu historia en un asombroso testimonio de su bondad y fidelidad.

escrito por

Michelle Mayorquín

Aurora Mujeres

Nuestra visión es que la mujer alcance su máximo potencial cuando es motivada y conectada al propósito que Dios tiene para ella y por el cual fue creada.

En Aurora Mujeres podemos ser nosotras mismas, abrir nuestro corazón, verte a ti misma de la misma manera en como Dios te ve, dejar atrás los errores y comenzar de nuevo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

No me olvidaré de tí

No me olvidaré de tí

Nuestras anécdotas de infancia son ilimitadas, podríamos cada una escribir un libro de nuestra vida y seguir haciendo versiones nuevas, añadiendo momentos según como pase el tiempo. Hoy abro mi corazón para compartirte una de esas pequeñas historias. La casa de mi...

El encuentro que lo cambió todo

El encuentro que lo cambió todo

El encuentro que lo cambió todoGaby CastañedaFue en el año 2016, estaba viviendo un proceso de cáncer. Tenía un absceso en la mariposa de la glándula tiroides, éste me había afectado todos los órganos de mi cuerpo. Estaba muy débil, cansada, sin esperanza, me sentía...

Gratitud en medio de crisis

Gratitud en medio de crisis

Gratitud en medio de crisis En mi práctica como terapeuta familiar, todos los días me encuentro con padres e hijos, parejas y relaciones quejándose por la falta de amor o aprecio de uno hacia el otro. Escucho cosas como; “no le importo”, “no me siento amado(a)”, “no...

Cuando las cosas no salen como planeas

Cuando las cosas no salen como planeas

Cuando las cosas no salen como planeas Desde que era una niña tenía mi vida planeada. Me casaría a los 18 años y tendría mis 4 hijos antes de cumplir 25. Que sorpresa recibí cuando llegué a mis 18 años. Si tenía novio, pero mi novio tenía otros planes. En ese entonces...

La mujer y las finanzas

La mujer y las finanzas

La mujer y las finanzasSer una familia de seis en cuarentena puede ser muy entretenido porque siempre hay alguien dispuesto a acompañarte a hacer algo, ya sea a jugar un scrabble, ver una película o a salir a caminar, ¡uno siempre encuentra un voluntario dispuesto!...

Mecanismos de defensa

Mecanismos de defensa

Mecanismos de defensa Para mí, esta pandemia me ha servido para agradecer a Dios por cosas que no había apreciado últimamente, estoy aprovechando este tiempo para convivir con mis hijas y darme cuenta de sus dones y talentos, me han sorprendido de verdad con todo lo...