fbpx

Cuando las olas vienen

por | May 18, 2020 | Aurora Mujeres | 1 Comentario

Cuando las olas vienen

Han pasado dos años desde que mi pequeña Abriana se fue con el Señor, la extraño inmensamente. No hay un día que pase en el que no piense en ella. Cuando siento ansiedad o empiezo a sentir una tristeza inmensa el Señor me recuerda que ella ya no es débil o limitada por su cuerpo, pero que su espíritu es libre y más fuerte que nunca. ¡Ella está disfrutando de Su presencia!

Tengo mi esperanza en Dios, ¡esto es lo que me da fuerza! La Biblia dice:

1 Tesalonicenses 4:13 queremos que sepan lo que sucederá con los creyentes que han muerto, para que no se entristezcan como los que no tienen esperanza.

No dice que no debes de ponerte triste, sino que no te entristezcas “como los que no tienen esperanza”

El duelo es normal, y hay momentos en donde siento tantas emociones diferentes como tristeza, ansiedad, y confusión. Hay momentos donde me invaden los recuerdos y los pensamientos. Justo el otro día manejaba a casa, y pasé por la escuela donde Abriana asistía, recordé recogerla de la escuela, ponerla en su sillita, darle un beso grande, subirle a la música que ella amaba, y manejar a casa. Mientras manejaba por esas calles, pensé en todos esos hermosos momentos con ella, verla sonreír y bailar con ella al sonido de la música por el espejo retrovisor.

A menudo me encuentro con pensamientos divagantes. Comparo estas emociones a la intensidad de las olas del océano. De repente soy atacada por una ola enorme, y lucho por salir a flote cuando de repente las olas se calman. Esto sucede una y otra vez. Es allí como he aprendido a navegar las olas con la ayuda de la Palabra de Dios.

Dios quiere ayudarte a mantener tu cabeza por encima de las olas. Su palabra trae paz a el alma, y da la fuerza para continuar. Constantemente me encuentro peleando con pensamientos negativos y muy dolorosos, pero mi mayor arma para ganar la pelea es ser disciplinada con la lectura de mi devocional diario. Leer la palabra de Dios no permite que mi mente tome el control o divague.  La palabra divagar significa “moverte sin rumbo; vagar o deambular”. La Palabra de Dios me ayuda a mantenerme enfocada, y a mantenerme en curso. ¡Es asombroso lo que Su Palabra puede hacer! Está llena de vida, promesas, e instrucción.

¡También me enfoco en mi propósito y el propósito de Dios para mi familia! Tomo el tiempo de agradecerle a Dios por su consuelo. La Biblia dice:

Salmos 34:18 El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido.

Siento a Dios tan cerca de mi corazón, y eso me alegra por que tengo completa confianza en Él.

Si tú estas pasando por una temporada de luto, o quizá no has perdido a un ser amado pero has perdido un empleo, estas pasando por un divorcio, una situación financiera difícil, o algún problema de salud, quiero darte algunos consejos que te ayudarán a atravesar la vida cuando las olas llegan:

1. Habla o escribe como te sientes, y como lo estas atravesando.
2. Se disciplinada en tu lectura de la Biblia diaria.
3. Rodéate de gente positiva.
4. Haz una lista de todas las cosas por las que estas agradecida.
5. ¡Confía en Dios! Confía en que Él trabaje en las cosas que están fuera de tu control. Es en este momento donde trabaja mejor a tu favor. El cambia tus debilidades en baile y tu historia en un asombroso testimonio de su bondad y fidelidad.

escrito por

Michelle Mayorquín

Aurora Mujeres

Nuestra visión es que la mujer alcance su máximo potencial cuando es motivada y conectada al propósito que Dios tiene para ella y por el cual fue creada.

En Aurora Mujeres podemos ser nosotras mismas, abrir nuestro corazón, verte a ti misma de la misma manera en como Dios te ve, dejar atrás los errores y comenzar de nuevo.

1 Comentario

  1. Daniela Vega

    En este momento estoy pasando por una mala situacion, mi hijo esta hospitalizado y con una lesion cerebral grave,hoy me siento afligida y recien empiezo a acercarme a Dios,le he pedido fortaleza y mucho amor para ayudar a mi hijo a superar esto.
    Dios te bendiga

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Levanta tu mirada

Levanta tu mirada

BLOGLevanta tu miradaVerónica ParraHace ya algunos años viví una etapa muy difícil, todo surgió a partir de una enfermedad, ya caminando con Dios la enfermedad tocó a mi puerta y no lo podía creer, me consideraba una persona muy sana, me preguntaba ¿Por qué a mí?...

De carbón a diamante

De carbón a diamante

BLOGDe carbón a diamanteEstibaliz ZúñigaSoy una mujer con 44 años de edad de vida biológica, pero cronológica, yo creo que ando por los 60’s. Me crié en una familia disfuncional, alcoholismo y presa de emociones deprimentes. Juan 10:10 en mi familia el enemigo,...

Yo me encargo de el

Yo me encargo de el

BLOG ¡Yo me encargo de él!Jasmin MárquezUna mañana estando en mi casa, con tres meses de embarazo de mi tercer hijo; escuche una voz que me dijo: “Labio leporino, pero yo te enseñare a amarlo”. Yo conocía esa voz, la misma voz que muchas veces me había consolado,...

Cuando intercedes, ¡el cielo escucha!

Cuando intercedes, ¡el cielo escucha!

BLOGCuando intercedes, ¡el cielo escucha!Jacqueline AriasRecuerdo muy bien el año 2011, fue el año donde comencé a sentir un gran vacío en mi corazón. No sabia el por qué, solo sentía la necesidad de buscar a Dios de una manera diferente y a mayor profundidad. Quería...

Restauración

Restauración

BLOGRestauraciónMartha RivasPor más de cuarenta años de mi vida tuve una relación muy tóxica con mi mama. Yo creía que era buena hija porque la ayudaba, la llevaba de paseo y le compraba cosas. Pero estaba muy lejos de honrarla. Sufrimos mucho, entre pleitos,...

El camino de la maternidad

El camino de la maternidad

BLOGEl camino de la maternidadJulieta ZatarainHace unos días platicaba con unas personas y hablábamos sobre todos los productos de bebé que existen en el mercado hoy en día. Tantas opciones que hasta tienes que hacer tu investigación para  saber cuáles son los que...

Share This