fbpx

Agradar al hombre y agradar a Dios

por | Sep 7, 2020 | Aurora Mujeres | 3 Comentarios

BLOG

Agradar al hombre y agradar a Dios

Sissel Sánchez

.

Te cuento un poco de mí…  Antes de conocer a Cristo, siempre buscaba agradar a los demás, buscaba encajar en algún grupo, buscaba pertenecer, y eso muchas ocasiones hacía que pasara por encima de mí misma, de lo que yo quería o de mi valor propio y gracias a eso hice muchas cosas de las cuales no me siento para nada orgullosa y lo peor es que a pesar de todos mis esfuerzos y todo lo que hacía, era muy difícil conseguir quedar bien, siempre terminaba fallando o por agradar a unos quedaba mal con otros y así sucesivamente, nunca era suficiente lo que hacía.

El día que conocí a Dios, el amor que me tiene, que Jesús había dado su vida por mí y que Él perdonaba mis errores, ese día cambió mi vida y conforme lo fui conociendo más y más, fue sanando mi corazón y mi autoestima, me demostró que soy su hija, la hija de un rey y tal cual es mi valor.

Y gracias a ese amor, ahora sé que solo debo buscar agradarle a Él. Ahora mi vida es mucho más sencilla y aunque mi finalidad no es vivir en discordia o que no me importen los demás, Dios es tan bueno que dice su palabra:

Romanos 14:18 El que de esta manera sirve a Cristo agrada a Dios y es aprobado por sus semejantes.

Y ese es el plus, ser aceptada y valorada por los demás.

Mi motivación en la vida ahora es servirlo y adorarlo, me gustaría ser como fue Abraham y Moisés, llamada su amiga y cuando llegue a Su presencia me diga que fui agradable a sus ojos; y aunque muchas veces le he fallado y me he dejado llevar por lo que mi carne ha dictado o lo que mis emociones dicen (enojo, ira, venganza, contienda, etc, etc.) Él no me condena ni me guarda rencor, rápido me perdona.

 Y te preguntarás: ¿Cómo puedo ser agradable ante los ojos de Dios? ¿Cómo puedo ser llamada su amiga?

  • Abraham y Moisés fueron hombres elegidos por Dios, vio sus corazones dispuestos. Te tengo una noticia, tú y yo también fuimos elegidas por É
  • Abraham es considerado el padre de la fe. Él estaba dispuesto a dar en sacrificio a su hijo aun sabiendo que por medio de él sería cumplida la promesa de ser el padre de una multitud de naciones. Nuestra fe debe ser tan grande como para tener la certeza que mi vida está en las manos de Dios y sus promesas serán cumplidas.
  • Abraham y Moisés tuvieron que salir de su zona de confort para hacer la voluntad de Dios. Para Abraham hubiera sido más fácil quedarse con sus parientes. Para Moisés hubiera sido más fácil quedarse como príncipe de Egipto.
  • Moisés enfrentó sus temores y confió en que Dios lo capacitaría para hacer el trabajo que le asignó ¿Alguna vez le has dicho a Dios que no porque no te sientes preparada? Él ya te capacito.

Yo decido decirle a Dios como Samuel: ¡Habla Dios que tu hija te escucha! Eso es lo que Dios busca, corazones dispuestos a agradarlo, a hacer Su voluntad, a servirlo.

El pretender agradar a los hombres es una tarea muy cansada, frustrante y tal vez ni siquiera lo consigas, los seres humanos por naturaleza siempre vamos a querer más, en cambio Dios es sencillo, solo desea tener una relación con nosotras.

Decide decirle a Dios con todo tu corazón: ¡Heme aquí!

escrito por

Sissel Sánchez

Aurora Mujeres

Nuestra visión es que la mujer alcance su máximo potencial cuando es motivada y conectada al propósito que Dios tiene para ella y por el cual fue creada.

En Aurora Mujeres podemos ser nosotras mismas, abrir nuestro corazón, verte a ti misma de la misma manera en como Dios te ve, dejar atrás los errores y comenzar de nuevo.

3 Comentarios

  1. Patricia Palomino

    Gracias Sis por compartirnos.
    Eres un ejemplo de hija obediente y que ama a Dios.
    Congruente con lo que predicas, eres y haces.
    Orgullosa de mi Líder.
    Bendiciones

    Responder
  2. Liliana

    Eres un gran ejemplo y bendición para mí y muchas mujeres!! Gracias!! Mi líder mi amiga! Dios hace resplandecer tu rostro!!! Su hija AMADA!!!

    Responder
  3. Walsina

    Wow me sentí identificada, debo solo agradarte a ti Señor😥

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Una pequeña nube

Una pequeña nube

BLOGUna pequeña nubeJay OrozcoTe escribo a ti que estás abrumada, cansada, molesta, que en un principio llevaste “la pandemia” (o el momento complicado que vives) con tranquilidad pero que ya te superó todo este ambiente. A ti que haz estado estos últimos días...

Formando el líder que llevas dentro.

Formando el líder que llevas dentro.

BLOGFormando el líder que llevas dentroVivi GonzálesDéjame platicarte que yo no crecí siendo líder y ni me imaginé que algún día lo fuera, pero sabes una cosa, todas llevamos un líder dentro, porque como hijas de Dios tenemos una gran comisión el hacer discípulos....

La mejor versión de mi

La mejor versión de mi

BLOGLa mejor versión de míGioavanna AraujoMe encanta tener la oportunidad de escribir algo para ti porque amo escribir y la verdad es que siempre tenemos algo que decir y más nosotras las mujeres que nos sobran las palabras para expresar nuestros sentimientos o...

Mujer Productiva

Mujer Productiva

BLOGMujer Productiva Claudia Jaime Nunca me imaginé que estaría viviendo esta historia en carne propia como lo estamos experimentando en estos tiempos. La historia me encanta, hace que mi mente se abra completamente y que mi imaginación me transporte a diferentes...

Caminando con propósito

Caminando con propósito

BLOGCaminando con propósito Ishah Meraz  Como mujeres tenemos una característica en común, constantemente estamos buscando el sentido de las cosas. Nos place dar respuesta a los “porqués” y buscamos entender cuál es nuestro propósito para la temporada que estamos...

Erradicando el egoísmo

Erradicando el egoísmo

BLOGErradicando el egoísmo Gretel Gil Es un poco vergonzoso abrir esta área de mi vida, pero encuentro valor en el hecho de que sé que muchas mujeres se pueden identificar conmigo. Les cuento mi historia, empezó cuando era soltera, siempre pensé en mí como una persona...

Share This