fbpx

PATERNIDAD

Me preocupa que mi hijo se autolesione

Hay muchas cosas que mantienen a los padres despiertos por la noche. Solo puedo pensar en algunos que provocan más confusión en los padres y los dejan indefensos que cuando descubren que su hijo se está autolesionando. La autolesión es confusa para muchos. Definido simplemente, la autolesión es la destrucción deliberada y autoinfligida del tejido corporal. Aunque se asocia más comúnmente con el término “cortarse”, las autolesiones incluyen comportamientos como rascarse, quemarse, tallarse la piel, jalar dolorosamente el cabello, tragar sustancias tóxicas y golpearse la cabeza. 

Las autolesiones no son solo un problema de jóvenes. Afecta a todas las personas independientemente de su edad, género, raza y clase. Sin embargo, autolesionarse es un gran problema para niños y adolescentes. Según un estudio de 2018 de más de 64 000 adolescentes de EE. UU., el 18 % se autolesionó el año pasado, y la tasa de adolescentes aumenta constantemente. Lamentablemente, un estudio encontró que el mayor aumento se produjo entre las niñas más jóvenes, entre 10 y 14 años. 

Como padre, intentar envolver la mente en torno a la autolesión es difícil. Aquí hay algunas preguntas y respuestas que pueden ayudar.

¿Por qué los niños y adolescentes se autolesionan?

Para muchos, la idea de infligir dolor deliberadamente en la propia persona parece incomprensible. Incluso antinatural. Sin embargo, cuando piensas en los conceptos básicos de las necesidades humanas, podría tener un poco más de sentido. Cuando las personas están sufriendo, tratan de encontrar maneras de dejar de sufrir. Las personas que se autolesionan intentan controlar o manejar pensamientos negativos dolorosos o emociones abrumadoras con los recursos a su disposición. 

Para los niños que se autolesionan, el dolor físico a menudo oculta el dolor emocional. 

Cuando una persona se autolesiona, se libera una sustancia química natural llamada endorfinas que ayuda al cuerpo a controlar cualquier dolor. Las endorfinas generan una sensación de subidón destinada a amortiguar cualquier dolor físico (piensa en el “subidón de un corredor”). Esta liberación de endorfinas es lo que hace que las autolesiones sean peligrosamente adictivas, lo que hace que sea increíblemente tentador para su niño o adolescente volver a autolesionarse cuando la vida se pone realmente difícil.

Esto es lo que pasa con la autolesión: también se usa para interrumpir los sentimientos de entumecimiento. Muchos de los niños a los que aconsejo revelaron que las autolesiones les ayudaron a “sentir algo en lugar de nada”. Un estudiante de secundaria compartió entre lágrimas: “Cuando corto, no me siento tan vacío ni tan oscuro”.

El problema es que la autolesión proporciona una liberación inmediata (pero temporal) sin abordar las soluciones al problema que condujo a la autolesión en primer lugar. 

¿Quién se autolesiona? 

La autolesión es más común entre los adolescentes y las niñas más jóvenes. No es tan frecuente entre las niñas menores de 12 años, pero como se mencionó anteriormente, los números están aumentando. El aumento constante está relacionado con una mayor prevalencia de depresión entre las adolescentes. La frecuencia varía. Algunos niños o adolescentes se autolesionan a diario, mientras que otros pasan semanas, incluso meses o años sin un episodio o incluso un impulso. 

Y aunque los estudios muestran que las autolesiones no están directamente relacionadas con el suicidio, como terapeuta, cuando escucho que un niño o adolescente se autolesiona incluso una vez, ¡salto a la atención inmediata! La razón es esta: incluso cuando el suicidio no es la intención, las emociones que experimenta el niño cuando se autolesiona pueden ser lo suficientemente poderosas, y la liberación puede ser lo suficientemente adictiva, para impulsar episodios futuros y potencialmente más letales. 

¿Qué hace que un niño o adolescente se autolesione?

Las autolesiones son el resultado de un complejo intercambio entre factores genéticos, biológicos, psicológicos y socioculturales. A menudo, escucho de mis clientes, particularmente mujeres adolescentes, que los conflictos de relación (particularmente aquellos con miembros de la familia y/o parejas románticas) son el impulsor frecuente de los impulsos de autolesionarse. 

Los eventos como la pérdida, la separación, la intimidación y el rechazo, y tener antecedentes de abuso o trauma también pueden aumentar el riesgo de autolesión. Otros contribuyentes de autolesión incluyen el perfeccionismo, los sentimientos de vergüenza, el aislamiento social, la impulsividad, la desesperanza y la percepción de uno mismo como una carga. 

Lo peculiar de las autolesiones en la juventud es que muchas veces tiene un componente “contagioso”. Por lo tanto, la exposición a compañeros o personalidades de las redes sociales que se autolesionan puede tener un fuerte impacto en los niños o adolescentes que ya tienen dificultades emocionales. 

¿Qué pueden hacer los padres para ayudar?

  • Anime a los niños a sentir sus sentimientos. Algunos niños que se autolesionan crecen en ambientes en los que se burlan de ellos o los rechazan por expresar emociones fuertes como dolor o tristeza. En consecuencia, estos niños pueden recurrir a las autolesiones como una forma “aceptable” de manejar la angustia en lugar de correr el riesgo de ser invalidados o desanimados de expresar “sentimientos negativos”. Los niños que exhiben habilidades deficientes de regulación emocional son más vulnerables a las autolesiones. Si su hijo se autolesiona, escúchelo con atención y ofrézcale apoyo. Trate de no reaccionar exageradamente. Considere introducir habilidades de inteligencia emocional. Encuentro que mis clientes que aprenden a reconocer e identificar sus sentimientos son mucho mejores para expresarlos y manejarlos. Uso la rueda de sentimientos al comienzo de casi todas las sesiones con mis clientes (niños y adultos). Si buscas una rueda de sentimientos para usar en casa, échale un vistazo a este 
  • Demostrar amor y cuidado: Curiosamente, un estudio de 2012 encontró que la autocrítica está fuertemente relacionada con las autolesiones. En otros comportamientos, como la bebida, el uso de sustancias o los trastornos alimentarios, el vínculo no era tan fuerte. Por el contrario, los lazos fuertes con familiares y amigos protegen contra las autolesiones. Un estudio indicó que el 24 por ciento de los participantes que previamente se autolesionaron dejaron de hacerlo porque sintieron que alguien los amaba o se preocupaba por ellos. ¡Este hallazgo es tan refrescante! Es fundamental expresar amor y ofrecer esperanza. Recuérdele a su hijo que presente incluso esto ante Dios y que confíe en que Él le dará la fuerza necesaria para vencer. Un pasaje útil de las Escrituras es: “Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:7 NVI).

Aquí hay algunas otras cosas que puede alentar a su hijo a hacer: 

  • Conéctese con amigos cercanos y familiares. 
  • Participe en actividades saludables: escuchar música, salir a correr, llorar o escribir un diario.
  • Expresar gratitud es uno de los antídotos más poderosos contra la tristeza y la desesperación.
  • Obtenga apoyo profesional. Si descubre que su niño o adolescente se autolesiona, es importante buscar apoyo profesional. Es normal que su hijo retroceda o evite hablar de ello. Pero explorar los pensamientos y sentimientos que hacen que él o ella quiera autolesionarse es una parte importante para mejorar. Según la duración, la frecuencia y la gravedad de los episodios de su hijo, el tratamiento puede incluir una combinación de psicoterapia y/o intervenciones farmacológicas. La terapia conductual cognitiva (TCC) y la terapia conductual dialéctica (DBT) son dos enfoques basados ​​en la investigación. Las opciones de tratamiento varían, pero los tratamientos más efectivos se enfocan en comprender las razones de las autolesiones y también le enseñan a su hijo o hija formas más efectivas de enfrentar sus problemas. 

Muchos niños y adolescentes superan esta lucha con la ayuda de un amoroso sistema de apoyo. 

Te puede interesar

¿Cómo trabajar en equipo con los maestros de nuestros hijos?

¿Cómo trabajar en equipo con los maestros de nuestros hijos?

Familia¿Cómo trabajar en equipo con los maestros de nuestros hijos?Puede parecer que la escuela y el hogar son dos cosas separadas. Se superponen con la tarea diaria o en eventos escolares, pero por lo demás existen por separado. En un mundo ideal, este no debería ser...

¿Estás preparado para la temporada navideña?

¿Estás preparado para la temporada navideña?

Familia¿Estás preparado para la temporada navideña?Para muchos de nosotros, la temporada navideña es un momento que se anticipa con alegría y ansiedad. Claro, amamos las celebraciones, las tradiciones familiares y apreciamos los recuerdos de las fiestas pasadas; pero...

¿Y si esta fuera tu última Navidad?

¿Y si esta fuera tu última Navidad?

Familia¿Y si esta fuera tu última Navidad?¿Qué pasaría si supieras que esta Navidad sería tu última Navidad? Lo sé, lo sé, no es algo divertido en lo que pensar. Fue la víspera de Navidad, hace dos años, cuando mi difunta esposa y yo nos sentamos juntos en una cama de...

¿Cómo ayudar a mi preadolescente a ser valiente?

¿Cómo ayudar a mi preadolescente a ser valiente?

Familia¿Cómo ayudar a mi preadolescente a ser valiente? Cuando escuchamos la palabra valentía, a menudo pensamos en estos grandiosos momentos de valentía. Experiencias como saltar desde un trampolín alto, participar en un equipo ultracompetitivo o dar el primer paso...

¿Qué debemos tomar en cuenta como padres de hijos en secundaria?

¿Qué debemos tomar en cuenta como padres de hijos en secundaria?

Familia¿Qué debemos tomar en cuenta como padres de hijos en secundaria? Si hay un tema común que surge cada vez que hablo con los padres de los estudiantes de secundaria es este: es muy confuso y muy difícil entender los diferentes cambios que viven nuestros hijos en...

El problema con el tiempo

El problema con el tiempo

Familia El problema conel tiempo Podría escribir mil artículos sobre la culpa de los padres. El tema es amplio y está siempre presente en la mente de la mayoría de los padres. Es el temor constante de que tal vez no seas un buen padre. Podría escribir un libro sobre...

¿Cómo puedo ayudar a mis hijos en los conflictos?

¿Cómo puedo ayudar a mis hijos en los conflictos?

Familia¿Cómo puedo ayudar a mis hijos en los conflictos? Por mucho que nos gustaría encerrar a nuestros hijos en una burbuja protectora y mantenerlos alejados de todo conflicto, la realidad es que no podemos hacer eso. El reto es una parte muy real de la vida y es...

Share This